11 de abril de 2015

Wind of changes.

Nunca un mes se me hizo tan largo. Ahora lo miro como el día siguiente a una tormenta feroz. Lo que quedó son los restos. ¡Pero los fuertes! Decisiones importantes que me hacen feliz, saber que elegir lo que uno quiere es la mejor manera de vivir. Soltando todo eso que creo que "debería ser" y empezando a sentirme un poquitito más libre. Levantando vuelo...

Creo que cuando sucede una oscuridad muy grande, siempre hay una estrella brillando en el firmamento que nos tira una guiñada y nos da una estrella fugaz. ¿será? una conversación simple, llana, en un lugar externo a mí, circunstancial. Todo se da tan naturalmente... sueños, vida. Utilitarios. Viajes. Todo me recuerda que quizás no todo esté perdido, quizás pueda mostrarte el camino, quizás me sirva para cerrar viejas heridas y perdonar, esa versión de mí que quedó herida profundamente, hoy, aprende a entender que nadie es perfecto, los errores siempre nos enseñan algo y hay que mirar atrás para entenderlo, no para lamentarse.

Paciencia, es el ingrediente necesario del cambio.

No hay comentarios.: