6 de febrero de 2015

Jaja, la vida sigue.

En lugar de darle la importancia necesaria a lo que tengo que hacer, estoy acá, tecleando. Cómo una canción, unas simples palabras pueden quebrarte el alma en varios pedazos, no lo sé. Pero sucede. Llamale como quieras, tristeza, vacío, lo que quieras.

Soledad, una elección o una fuerza más grande. No sé. Nunca pensé decir tanto las palabras "no sé" para describir algo.
Me... aburre pensar.
Me aburre entristecerme, otra vez lo mismo, otra vez.
Las mismas miradas me leen y me interpretan según lo que creen que me sucede.

Esperando... espérenlo... espérenlo... y jaja, la vida sigue.

No hay comentarios.: