6 de febrero de 2015

Contenido latente vs. manifiesto.

Nunca imaginé que los días iban a pasar tan lentamente. Se escurren como la sangre espesa en un dedo recién herido. Sentís el dolor y lo soportás, pensando que ya va a pasar.

Con el tiempo es igual. No sé qué irá a pasar, en ninguna de las puntas de mi vida. Eso me molesta demasiado, quisiera que me despierten el martes y vemos.
Por suerte tengo una razón para desaparecer parcialmente del universo, la facultad.

Asimismo, me molesta la fanatización de algunos con ésta, no es la razón de la existencia, es una de las estructuras en las que podemos apoyarnos para construirnos como personas abstractas, pensantes.

Se ve que hay gente que no soporta el vacío de vivir sin una rutina, hay otros a los que la rutina les pesa... quizás porque esta situación se torna desigual, quizás porque estudiar es visto como una situación de comodidad... se lleva mucho más estrés que el que se piensa desde el exterior.

El exterior... también esto es algo construido, desde ese punto de vista, todo lo que no soy yo es exterior a mí...

No sé, necesito enfocarme en lo urgente y deslizarme por lo necesario... parece que no se acciona nada si no lo hago yo. Será cuestión de dejar de perderme en los sueños un tanto perturbadores que hace días me aquejan.

Despertarme y decir: ¿fue real? ¿fue un sueño? ¿dónde estoy?
pellízquenme y háganme dormir, el sueño es construido por mí... ya sé que eso es evasión y que no hay que analizar tanto los sueños, pero, ¿qué se hace cuando se vuelve tan vívido?


No hay comentarios.: