29 de agosto de 2014

Sueño con México DF.

Ya sé que no se va a volver real, no.
Pero es la segunda vez que sueño algo así con elementos diferentes. Ahí estás vos, siendo otro, siendo el que aquel día no fuiste, el que mi inconsciente espera.
Difícilmente se cumpla porque, pasó demasiado y no pasó nada, lo paradójico de la vida. No sé si alguna vez volveré a verte. No sé con certeza qué tan real sos. Bueno, si sé. Sos corpóreamente real. Pero... ¿sincero? Ojalá que pueda seguir mucho tiempo sin escribir sobre vos. Lo raro es que siempre va a haber un  sueño en que mi deseo (si se le puede llamar de alguna forma) se cumple, pero no pasamos lo virtual hace mucho tiempo. Me quedo con tu abrazo en la memoria. Ese que soñé, una y otra vez. Hasta que mi inconsciente nos vuelva a juntar.

1 comentario:

Sebastián Domínguez dijo...

Así me desperté hoy, en esas ganas de lo virtual.