21 de setiembre de 2014

Rude

Hace rato que quería escribir por acá porque la última entrada fue con temática un tanto perturbadora. Y hoy, un domingo cualquiera, apareció el tema. Cómo el ser humano se construye ideas previas sobre lo desconocido, sobre las personas, sobre los hechos. Como vía de explicación de aquello que desconocemos . Como uno interpreta las cosas que suceden, las palabras, todo, de acuerdo a una subjetividad. Una palabra que no es muy común y que, la última vez que la escuché fue puesta como un recurso vago y una salida fácil para un concepto mucho más complejo.
Bueno, pero no era la idea hablar de sujetividad. La idea era hablar de las certezas. De lo que esperamos y lo que finalmente sucede.  Esperaba un fin de semana solitario y no lo fue tanto. La misma película una y otra vez, una canción que se repite hasta el hartazgo, un abrazo y la  niebla espesa.
Así vale la pena, la satisfacción en las pequeñas cosas :)

29 de agosto de 2014

Sueño con México DF.

Ya sé que no se va a volver real, no.
Pero es la segunda vez que sueño algo así con elementos diferentes. Ahí estás vos, siendo otro, siendo el que aquel día no fuiste, el que mi inconsciente espera.
Difícilmente se cumpla porque, pasó demasiado y no pasó nada, lo paradójico de la vida. No sé si alguna vez volveré a verte. No sé con certeza qué tan real sos. Bueno, si sé. Sos corpóreamente real. Pero... ¿sincero? Ojalá que pueda seguir mucho tiempo sin escribir sobre vos. Lo raro es que siempre va a haber un  sueño en que mi deseo (si se le puede llamar de alguna forma) se cumple, pero no pasamos lo virtual hace mucho tiempo. Me quedo con tu abrazo en la memoria. Ese que soñé, una y otra vez. Hasta que mi inconsciente nos vuelva a juntar.

21 de mayo de 2014

E s c r i b i e n d o . . .

Escribir siempre me pareció liberador. Desde decir lo más lindo y expresárselo por escrito, hasta insultar a todos en días de odio. Escribir puede ser algo tan democrático a la hora de la interpretación que es algo que me apasiona. Las palabras demuestran tanto, que el verlas explayadas en algún lugar me da paz. Me da tranquilidad saber que todo el contenido de cada momento puede quedar explícito en palabras. Pero, también puede serse escueto. Es algo mágico. Por eso elegí mi profesión. Más o menos profundo, pero escribir es mi elección de vida. ♥

28 de abril de 2014

El futuro comienza ahora

Viajando rápido. Volando casi. Las distancias y los tiempos se acortan. Uno de los mejores abrazos de mi vida. De esos viajes que, aunque cortos, no se olvidan. Porque son el comienzo de algo nuevo. Una postura menos conformista y más proactiva. Chau, vergüenza. Hola, sorpresas. Leer y sentir que la vida a veces es un tanto loca. No saber con exactitud el significado, pero creo que cada uno tiene sus demonios y los exterioriza como puede. Hay que ser feliz, no como mandato. Hay que elegir ser feliz. Y triste. Para curar heridas, reír, ver fotos pasadas con una sonrisa. Un viaje me curó. Lo haría todo otra vez.

5 de abril de 2014

historias sin terminar

Es un día en el que caminaría sin rumbo ni dirección hasta cansarme, tomar un bondi y volver a mi casa. Sí. Sería genial poder hacerlo y que la inanición no me consuma. Somos la resaca de un pasado mejor, o eso creo algunos días de mi vida. Algunos otros, los días se unen a ese "pasado mejor" de manera gloriosa, con orgullo, engrosando mis experiencias. Creo que estoy viendo el cuadrado recortado en el círculo de experiencias, sumida en la miseria que resulta de la rutina, lo que se extraña cuando el tiempo es largo y eterno. No sé qué esperar.
Quizás no hay que esperar... simplemente vivir.

El tiempo es cultural

Es raro volver a escribir sin la presencia del teclado acompasando mis pensamientos. Sentirme como una hoja en el viento. El temor nunca desaparece del todo, pero ya conozco lo malo, hay que mirar lo que ya no es igual, lo que cambió. ¿no es para eso que hay que cambiar? ¿no es por eso que hay que "buscar" el progreso? No sé, culturas. El tiempo, lo que hay que hacer y cuándo hacerlo. Todo cultural. Hay que pensar menos. Hay que sentir más. Y cuando sea mucho sentimiento, salir a tomar aire siempre es bueno. Cuando uno piensa que pierde, aparece lo inesperado. Igual posibilidad de fragilidad que de ser ganadora. La inestabilidad es desgarradora, pero, si estamos vivos, hay que disfrutarlo :) pura frase hecha soy. Pero qué se le va a hacer, si el tiempo volviera atrás, lo haría todo otra vez.

17 de enero de 2014

ninety

Fin de la calesita. Fin de Las Vegas. 90. 90 días para analizarme. O no, por qué habría de hacerlo. Esa es la etapa anterior, de los cuestionamientos, de la autobronca que todavía no despegué de mí. El autoboicot es una mentira, cada elección es crecimiento. Poder evolucionar los sentimientos es la forma de autosuperación de las especies que Darwin no tomó en cuenta, porque... es demasiado dificil. Es difícil no sentir. Es difícil no autojuzgarse (y seguro es la vara más alta) para  mejorar. ¿Que últimamente cumplí mis más ansiados sueños de un tiempo pasado y quizás idílico? Sí, a veces creo que mi vida es un trazado sin curvas, recto. Pero después me despierto con el sabor extraño de un deja vú en la boca, sabiendo que mis sueños me estaban comunicando mis posteriores caminos. O no, y simplemente son trampas del cerebro que, vuelve a hacer autoboicot.

Maldita idea la del autoboicot, si al final todo parece ser mucho mejor de lo que planificabas cuando iniciaban los 90's. Cuando recién empezabas a caminar. O a nacer.
Sorpresas a roletes, los cuestionamientos no me abandonan, pero los tomo para brindarme impulso y convicciones, hámster mental, morite.

Saber o no que mis amigos (y algunos ya no están) estarán es lo que me hace habitar en arenas movedizas.
Pero no abandono la idea de la sorpresa, que los 90 sean 91, 180, 270 y miles.


Siempre puede haber un "pensé que podía haber pasado algo entre nosotros" que me descuelgue la cabeza y me transporte al ¿Qué podría haber sido?. O no.