4 de agosto de 2013

Lejos estoy, pero cerca.

Noche. Una como tantas otras. Expectativas hay siempre, pero bajaron al llegar a casa. Vacío. ¿Qué hacer? Tomar algo. Había, eso que siempre trae tantos problemas, y algo para cortar.
La tristeza en el corazón desde hace días. No se sabe ni por qué.
Ya toma una forma tan extraña que no hay palabras que puedan desatarla de mí.
Palabras, palabras, palabras y nada de sentido. Seguía el vacío ahí.
Dicen, que cuando no tenés las cosas, es cuando las valorás.
Las palabras vinieron desde el lugar menos pensado. Personas que no son siempre las que más te escuchan, porque uno piensa: "no quiero sobrecargarte de mí".
Sí, una molestia me siento. Hoy es domingo, quizás sea eso. Era madrugada de domingo. Problemas.
Pero una persona que me conoce tanto, sin siquiera verme, me dijo tantas cosas, que me dejó pensando. Si yo ya sabía que eras mi mejor amigo desde una de esas noches sin final, hasta que le pusimos el final nosotros.
La puntería para elegir ESA canción que me gusta tanto, pero que tiene tanto significado que ya estaba abrumada de él. Vos, hiciste que tuviera otro.

Lejos, pero siempre en la vuelta.
Lejos, pero siempre estando.
Lejos, pero sos y vas a ser siempre mi amigo.
Porque siempre, el camino es de doble vía.
Gracias ♥

No hay comentarios.: