10 de julio de 2013

veremos

Tres cargas muy pesadas menos.
Mucho estrés, la cuenta regresiva ya ni sé si tiene algún sentido, bueno, en realidad ya tiene sentido para mí, me motiva a seguir y levantarme todos los días.
El cielo está nublado, me gustaría dormir un par de días de corrido.
Está re zarpado el hamster mental, la calesita, dirían por ahí. Estaría buenísimo un poco de paz.
Se viene, se acerca un fin de semana lejos de los problemas. Con mis amigos, con los de siempre.
Y la música es bien para el día de hoy. Nirvana. Qué más pedir. Pf.
Apagate, mente. No quiero apresurarme y después arrepentirme.

El vacío se siente, se palpa fácilmente. Los roces ya no son iguales, se siente la rispidez aunque sea todo intangible.

¿Qué vendrá? ¿Pasaré bien? Eso es seguro, pero siempre me acompaña un vacío estando lejos. Me pregunto si en otras latitudes se disipará la sombra. Siempre que me voy huyendo de los problemas, éstos se acrecentan al volver.
Es sistemático.

Y bueno, veremos qué depara el futuro.

1 comentario:

Yo dijo...

Fica tranquila menina! Ya sé que hace como 10 días que pusiste esto, pero igual. Vamo arriba :)