30 de julio de 2013

Freedom

Me preguntaba cuándo nacerían las ganas de volver a escribir una entrada después de la última. Surgió todo muy de repente. El silencio me miraba desafiante, la pantalla en blanco y el cursor tintineante. A veces creo que soy intimidante, verborrágica, yeta y muchas cosas más, hablo mucho y todas esas cosas.
Me encanta escribir, me desahoga, me quita la presión del pecho, me libera.
Si ésto es escrito con una finalidad, no lo sé. Simplemente sigo mi instinto liberador de las palabras que me presionan la mente.

Libertad. Es algo tan abstracto. El qué dirán. Es algo tan horrible.

No hay comentarios.: