31 de mayo de 2013

Yo llevo tu sonrisa como bandera.

Los ojos rojos. Las manos teclean. ¿Por qué? No sé, me encanta sentir el ruido. Se me fue lo cursi. Quizás sea que es de madrugada y se me pasa ese estado melodramático y medio meloso de decir adjsguaydsgas qué lindos que son todos. Quizás, solo quizás, quiero escribir algo menos personalizado, y algo más... yo.

Me enojé últimamente, y así como me enojé, se me pasó. Las pequeñeces enriquecen la vida gurises. De verdad.
Al final y al cabo tenía razón Drexler en alguna de sus canciones que escuché (tantas veces).
Una sonrisa y un beso justo a tiempo, y que el tiempo, cure las heridas.

No hay comentarios.: