31 de mayo de 2013

Yo llevo tu sonrisa como bandera.

Los ojos rojos. Las manos teclean. ¿Por qué? No sé, me encanta sentir el ruido. Se me fue lo cursi. Quizás sea que es de madrugada y se me pasa ese estado melodramático y medio meloso de decir adjsguaydsgas qué lindos que son todos. Quizás, solo quizás, quiero escribir algo menos personalizado, y algo más... yo.

Me enojé últimamente, y así como me enojé, se me pasó. Las pequeñeces enriquecen la vida gurises. De verdad.
Al final y al cabo tenía razón Drexler en alguna de sus canciones que escuché (tantas veces).
Una sonrisa y un beso justo a tiempo, y que el tiempo, cure las heridas.

26 de mayo de 2013

Behind the reality.

Me pregunto el significado de mis sueños, muchas veces.
Son bizarros, graciosos, y otras veces tan horribles.
Esconderme de una realidad alterna pensada en mi cabeza, me resulta llamativo.
Yo me escondo, no sé por qué, y realidades alternas rondan mi cabeza. Situaciones extrañas que nunca suceden, es muy loco.
Sigue siendo así y yo creo que meto una cámara adentro de mi cabeza y lo llevo a que un psicólogo lo examine. Igual saber por qué soñás las cosas no creo que esté copado. Na, es un escape de la mente y fin. Ahora, es gracioso que en pila de situaciones me esconda. No sé ni por qué.

Seguro es porque me busqué y me encontré dejando esas situaciones, no sé.-


19 de mayo de 2013

Tu abrazo tranquilizador, mi mejor remedio.

Pensaba no volver a escribir, pero bueno, heme aquí.
Vengo para hablar de sentimientos, like always.
Cómo una situación dada nos puede atemorizar tanto al punto de paralizarnos, para después terminar pensando: "lo peor no siempre nos espera a la vuelta de la esquina", o algo así.

Lo mejor también está latente, es cuestión de tener confianza.
Qué loco, estuve todo el fin de semana con algo en la mente, y recién hoy se retiró un poco de mi cerebro. A qué nivel el miedo nos puede bloquear el avanzar.

Lo tranquilizador de la situación es que, escuchando unos acordes agradables, la sensación desaparece, y se vuelve todo más agradable.

:)

17 de mayo de 2013

Fuck off

Es tan fácil eliminar a alguien de tu vida hoy en día, todo se basa en las redes sociales, donde un aceptar o un ignorar o simplemente un bloquear te alejan de los problemas.
No me parece una manera de acabar con el tema, si fuera algo no muy complejo, onda, un bardo, lo que sea, todavía.
Pero siendo una amistad, creo que no vale la pena.
Si hay alguna inseguridad dentro de uno me parece que hay que solucionarlo, porque claro, es más fácil eliminar y no dar explicaciones que otra cosa.

Últimamente veo que muchas parejas se ponen a controlar lo que habla su media naranja en el feibu, y ¡oh! ahí es cuando viene el eliminar.

No sé, me parece a mí que esa no es la solución, hace falta confianza para una buena relación. Igualmente esta situación no se da únicamente a nivel de relaciones, sino que también se da a nivel de amistades, la clásica: "me enojé contigo, te borro"

Me parece re pelotudo.

Nada personal, pero...

ES TODO TAN SUPERFICIAL

13 de mayo de 2013

Iberpark

No sé qué hago tecleando con una música masoca en mis oídos. Ni trancándose lo saco. Es necesario, las palabras fluyen. A veces quiero entrar en una burbuja, protegerme de todo lo que me hace mal, después me doy cuenta que es una idea idiota, y que la vida es así, y que me hago ideas sobre personas o situaciones un tanto tremendistas.

Después viene la vida y me rompe las pelotas y me pregunto: ¿por qué? No sé, algo debo aprender de todo esto. Soy una persona feliz. No tengo nada para decir al respecto. Solo que a veces la bizarrez me rodea, y es medio molesto.

No es para que lo entiendan, no me sucede nada estrafalario, solo es asociación de música y personas.

4 de mayo de 2013

No estoy de humor, creo.

A veces me pregunto de donde nace el "mal humor".
Ayer, por ejemplo, estaba esperando un bondi, y un señor con una bota grande me miraba ceñudo, y yo no observaba sus pies con diferente altura, miraba a ver si venía el bus en sentido contrario, para saber si demoraba mucho en venir el que yo esperaba.
Insultos. Más insultos, a los dos buses que pasaron, llenos, y no pararon.
Digo, yo me reía de él mentalmente y cantaba para mí: "No te enojes si llueve, que las gotas no duelen".
Pero insistió tanto que me fui, corriendo, y escapé de su malhumor. Por esto, perdí el tercer ómnibus.

Me reí de su malhumor y la vida me generó... ¡mal humor!
No sé si sería karma, o lo que sea, peero... cuestión que llegué media hora tarde, mojada, y de mal humor a la facultad.

¿Lo bueno? Llegué y fue la primera vez que agradecí estar ahí, con caras conocidas, hablando de un tema agradable, amigos, en fin.

La rutina con lluvia no está tan buena, pero a veces las pequeñas cosas son las que alegran el día.

¡Saludos!