5 de junio de 2012

Diario Vivir

Luego de pensar mucho ayer, enojarme, entristecerme, llorar, y después reírme y disfrutar, me hizo dar cuenta que cuando algo te pasa, es porque algo mejor te tiene que pasar después. Me suelo entristecer por boludeces, o cosas cotidianas. Luego, me doy cuenta que no es tan terrible.

Hoy, por ejemplo, disfruté de dormir todo el día :)

he vuelto, no con la facilidad de escritura de antes, pero iré recuperándola de a poco.