7 de diciembre de 2010

boletos, lunes, y demases.

Es de día casi.
Los ojos me lloran.
El fin de semana para mí sigue, pero es martes.
Que sea lunes y quiera salir a tomar algo, ¿está mal?
No. Está perfecto.
En el momento en que pensé eso, me di cuenta que la razón por la que jamás lo hago es porque bueno, ser del campo implica una hora y 29 pesos más de los que pensás gastar, en realidad 58, porque no me voy a quedar a vivir en Montevideo.

Y ahí es que me da pereza.
(sí, vuelvan a decirme que realmente tengo que comprarme la boletera, que estoy gileando, y todas esas cosas que obviamente ya pensé en cada oportunidad que tenía de subirme al bondi camino a algún lugar montevideano.)

lo que más me molesta de volver de buenos aires es eso, que salga tan caro en comparación viajar...
parezco una señora quejosa cuando vuelvo y me quejo de esas cosas.

No hay comentarios.: