19 de noviembre de 2010

éramos sobrevivientes de varias batallas ya...

No hay nada más lindo que: la satisfacción del deber cumplido, acertar con la elección musical para tus oídos, y saber que bueno, no lograste tooooooooooooooooooooooooooodo, pero por lo menos un día sos feliz contigo y eso importa.
Ayer no fue un buen día, no, no lo fue. Todos tenemos días malos, días más o menos, días buenos, y días espectaculares.
Debe ser el número de alfajores que comí, las horas que insumí en arreglar bien mi cuarto, no sé.
Pero el hecho de que me amenazaran ayer con quitarme el adsl y el alargue para la pc no sucedió, por ahora.
Si mi madre se levantó y vio mi cuarto ordenadito, entonces estoy contenta. Loco! es re lindo despertarse y ver todo ordenado, ahora la entiendo (o sea, lo que me quería decir).
Debe ser que es viernes, que está re lindo, y que estoy de buen humor, pero elegí un disco para musicalizar esto, y no me equivoqué. Muchos días sin escuchar Trotsky...
La tranquilidad de saber que ya está, más no podía hacer, mi final estudiantil estaba pactado desde el 27 de octubre a la noche, debí saberlo.


Luego de investigar, efectivamente la frase que pensaba poner en esta entrada ya está publicada en otra nota, y como no me gusta repetir, esperaré a la siguiente canción...


Oh, dios...
qué buen tema...


Arráncame las penas, de una buena vez, toma mi mano, y bien lejos llévame...

1 comentario:

· Reina de las Taradas · dijo...

Tremendo tema, se puede decir que este disco me gusta más que el Volúmen 10 y aún no lo tengo original. O espero a cobrar, o se lo pido a papá noel en caso de que se vuelvan a negar con la compra de la camiseta de nacional u.u

Gran dia si, excelente! Ah! Volví, y dormí con mi princesa, cuanta falta me hacía eso!!!