17 de julio de 2010

linda gil*

dedos congelados
como un 'señalador' que me indica que todo va a estar bien.
un buen humor tremendo a pesar de haber dormido congelada
(igual te amo super acolchado)

cuenta regresiva
paz interior
una cosa de locos, increíble que esto me pase a mí.

me tengo que conseguir calentadores para mis manos, no hay vuelta.

'si me pedís que me vaya como vos, me decido de una vez, no lo pienso ni un segundo, vos me enseñaste el mundo al revés'

esa gran canción está en repeat, insistentemente, en mi cabeza :)

y porque solo hay dos palabras que discriben esto.
lindo
tú!
:)